Residencia Fundamifp

Para personas con discapacidad intelectual. Consúltanos.

Ubicada en Santiago de la Ribera (Murcia), la Residencia Fundamifp presta atención continuada y de calidad a los residentes permanentes y eventuales. Además, abrimos las puertas en verano, para ser ese espacio donde disfrutar de las vacaciones, convivencias o realizar campamentos y programas de respiro familiar.


Instalaciones:

  • La residencia se encuentra totalmente adaptada para personas con movilidad reducida, en un lugar residencial que garantiza la máxima tranquilidad.
  • Cuenta con habitaciones dobles y triples, con baño incorporado así como sala de duchas con ayudas técnicas.
  • Comedor, sala de televisión, sala de usos múltiples, sala de rehabilitación física, piscina y zonas ajardinadas.
  • Servicio de limpieza, lavandería y comedor.
  • Garantizamos servicio de calidad.

Servicios

Residencia permanente

Atendemos a personas con discapacidad intelectual gravemente afectadas, con necesidades de apoyo extenso y generalizado. Ofrecemos un servicio de calidad que garantiza un completo estado de bienestar, con plazas tanto públicas como privadas.

Ocio y tiempo libre

Campamentos organizados durante todo el año, con precios especiales para grupos. Ofrecemos un amplio abanico de actividades lúdicas, para disfrutar de las vacaciones de verano, con los cuidados adecuados y una atención cercana y profesional.

Respiro familiar

Proporcionamos a las familias este recurso, con la finalidad de liberar o reducir la sobrecarga y el estrés. Contamos con esta modalidad principalmente para los fines de semana, con un equipo multifuncional profesionales, para todos los servicios.


Santiago de la Ribera: playa y lodos terapéuticos

Santiago de la Ribera se encuentra en la Costa Cálida, pertenece al municipio de San Javier que, junto con San Pedro del Pinatar, los Alcázares y Cartagena, comparte 170 km del Mar Menor. Este gran lago de agua salada está comunicado con el Mediterráneo por unos pequeños canales a través de la franja de tierra que separa ambos mares y que llaman La Manga.

El agua y sus lodos ricos en sales, conocidos por sus propiedades terapéuticas, desde antes del Imperio Romano, para tratar enfermedades óseas y dermatológicas, hacen aún más atractiva esta ribera mediterránea catalogada como el gran balneario natural.

Santiago de la Ribera se siente por los cinco sentidos: su olor a mar, la caricia que proporciona el sol mezclado con sus cálidas aguas, la vista alegrada por las variadas visitas históricas y de la naturaleza que ofrece su entorno, el paladar ensalzado por la cultura gastronómica de la "Huerta Española" y el oído educado por los distintos certámenes de música de jazz y música para el alma anuales convertidos en una tradición irrepetible. Todo ello, acompañado por un clima que hace que esta zona sea ideal para las vacaciones durante todo el año.

>