El “Mejor Destino Turístico Accesible” es Portugal

¿Te gusta #viajar? Para que este verbo tenga la acepción que merece son necesarias una serie de medidas entre las que destacan, cada vez más, los términos de inclusión y accesibilidad.

La convocatoria de la distinción internacional Destinos Turísticos Accesibles (ATD por sus siglas en inglés) impulsada por la Organización Mundial del Turismo (OMT) y Fundación ONCE ha elegido al país vecino como el mejor destino turístico en cuanto a accesibilidad. Estas distinciones son promovidas por la Organización Mundial del Turismo y Fundación Once. Este gran reconocimiento en accesibilidad se ha otorgado esta semana en San Petersburgo con motivo de la 23 Asamblea General del Organismo Internacional. Según Zurab Pololikashvili, Secretario General de la OMT “los organizadores desean poner en valor a las poblaciones que realizan un esfuerzo importante para que su destino pueda ser disfrutado por cualquier turista, independientemente de sus capacidades físicas, sensoriales o cognitivas”.

Por su parte, José Luis Martínez Donoso, director general de Fundación ONCE ha afirmado que “estas menciones suponen un reconocimiento a los esfuerzos que desde las administraciones están haciendo para que todas las personas puedan disfrutar del derecho al ocio, tal y como se recoge en la Convención Internacional de Derechos de las Personas con Discapacidad”. Entre el comité de expertos que han formado parte de la mención se encuentran algunas de las personas más destacadas del área del Diseño para Todos y la accesibilidad universal a escala internacional. Otros lugares reconocidos han sido Barcelona  como destino urbano que está “realmente avanzado en cuanto a accesibilidad con buenas condiciones en sus recursos, y establecimientos de alojamiento y restauración, destacando especialmente en los transportes”.

La ciudad india de Thrissur, por su parte, ha sido mencionada como Destino Emergente por su “pleno desarrollo de la accesibilidad, con una gran implicación de las entidades públicas en este aspecto”.

  FUENTE: Fundación ONCE