La ‘doble discriminación’ en el empleo

Día de la Mujer 

La brecha salarial se ve incrementada notablemente en mujeres que tienen discapacidad

 

En la Asociación de personas con discapacidad de la Policía Nacional identificamos el binomio mujer y discapacidad como uno de los colectivos que encuentran más dificultades y poseen un mayor riesgo de exclusión y discriminación. Una ‘doble discriminación’, por el simple hecho de ser mujer y tener discapacidad, tal y como quedo reflejado en las jornadas Amifp 2017 “Género y discapacidad: Los retos de la Igualdad de oportunidades”.

Este año, en el Día Internacional de la Mujer, se hace una especial incidencia en la brecha salarial entre hombres y mujeres. Una brecha que se ve acentuada en el colectivo de la discapacidad.  De esta manera el salario de una persona con discapacidad es sensiblemente inferior al de una persona sin discapacidad, pudiendo llegar hasta los 4000 euros/brutos anuales menos, según datos de 2015. Un salario anual que se ve aún más reducido en las mujeres con discapacidad frente al sexo masculino.

Es fácil encontrar ofertas de reponedora, o limpiadora frente a ofertas mozo de almacén

Entre los factores de la brecha salarial entre hombres y mujeres, se encuentra la maternidad, un tema que todavía es considerado tabú en el mundo de la discapacidad física e intelectual. Al ser omitida la sexualidad y la maternidad en las mujeres con discapacidad, apunta Laura Castro, trabajadora social de Amifp y responsable del Programa de Empleo, la brecha salarial viene dada, en muchos casos, por la catalogación de los puestos de trabajo. Así, es fácil encontrar ofertas ‘femeninas’ de reponedora, limpiadora o camarera de piso, frente a ofertas ‘masculinas’ de conductor y mozo de almacén.

En el Servicio de Inclusión Laboral de Amifp, siendo conscientes de las dificultades a las que se enfrentan muchas mujeres con discapacidad a la hora de encontrar un empleo digno, intentamos que dentro de nuestro proyecto haya una discriminación positiva, atendiendo a un porcentaje más elevado de mujeres que de hombres. Independiente que siempre atendemos a todas las personas que solicitan nuestros servicios.

Además, gracias al método de empleo con apoyo que seguimos desde nuestro Programa de Empleo, aseguramos que el proceso de adaptación a cualquier puesto de trabajo de hombres y mujeres con discapacidad en la empresa ordinaria sea satisfactorio y llevado de manera completamente individualizada. Permitimos así el acceso, el mantenimiento y la promoción en las empresas de todas las personas con discapacidad, asegurando su correcta inserción en el mundo laboral.